Guía para comprar tu casa

GUÍA PARA COMPRAR TU PISO IDEAL

Encontrar el piso de tus sueños es todo un reto y posiblemente una de las decisiones más importantes de tu vida. No  sólo será el lugar en el que vivirás unos años o quizás toda tu existencia, sino que todo se organizará alrededor de tu hogar. Decisiones laborales, familiares, incluso hasta los amigos se verán influenciados por el inmueble que decidas adquirir. Por ello, todo el tiempo que emplees y la ayuda que recibas es siempre bienvenida. Estos son los puntos más importantes que tendrás que sopesar en tu decisión.

  1. EL TAMAÑO IMPORTA

cocina mipisonuevoParece obvio, pero no lo es tanto. Los metros cuadrados son de las primeras cosas que hemos de considerar. Y no es nada trivial, pues va a influir directamente en el precio del inmueble. Para ello tendremos que meditar profundamente en las perspectivas de futuro y sopesar nuestra planificación familiar y laboral. Pero no sólo es cuestión de números. El aprovechamiento del espacio es un aspecto fundamental. Un piso de 60 metros bien aprovechados y organizados puede ser más atractivo que otro de 100 metros pero con una distribución no muy acertada. La tendencia es necesitar cada vez menos espacio. Las familias son menos numerosas y más tardías, y las perspectivas laborales solicitan una mayor movilidad. Un piso pequeño, bien distribuido, puede darnos un respiro en el precio final frente a otro más grande. Pero antes de pensar en dinero lo importante es saber con exactitud que necesitamos.

  1. DIME DÓNDE VIVES…

Lo siguiente que nos hemos de plantear es la zona donde queremos residir. Aquí encontramos numerosos factores de decisión: cercanía a comercios y transportes, circunstancias personales (familiares y amigos cercanos), combinación para ir a trabajar, colegios e institutos cercanos, seguridad y prestigio del barrio… Hemos de meditar con tranquilidad sobre cuáles son las cosas que nos van a influenciar y anotarlas en orden de importancia. Por ejemplo, si nos interesa vivir en un barrio tranquilo y seguro por encima de la presencia de transporte público o comercios anotaremos esto en orden. Finalmente obtendremos una lista tal que así:

  1. Barrio tranquilo y seguro.
  2. Cercanía a colegios e instituto.
  3. Presencia de jardines y zonas verdes.
  4. Ausencia de tráfico.
  5. Cercanía a hospitales y ambulatorios.
  6. Cercanía a familiares y amigos.
  7. Etc…

 

  1. LISTO PARA VIVIR

 

Tendremos también que pensar el grado de reformas que estamos dispuestos a acometer para aclimatar nuestro nuevo hogar a nuestro gusto y el presupuesto

que destinaremos a ello. escalera loftAquí se nos abre todo un amplio abanico de posibilidades: desde listo para vivir, incluida la decoración y el mobiliario, hasta la reforma completa e integral. Tengamos en cuenta que hacer reformas posteriormente podrá ser algo más complicado que en un principio, aunque también nos engañaremos si pensamos que el piso que compremos se quedará “tal cual” años y años. Mantener nuestra casa será algo que debamos sufrir queramos o no, pero una planificación adecuada y la ayuda de profesionales hará posible que tomemos las decisiones correctas sin sufrir sobresaltos.

 

  1. LOS VECINOS

 

Este es un punto que por lo general se piensa, pero no se le da mucha importancia. Hasta que llevamos dos meses viviendo en nuestra flamante nueva casa y empezamos a pensar que sí debíamos haberle dado importancia. Una pequeña investigación sobre la comunidad, sus deudas, derramas, etc. nos puede indicar cómo es el grado de convivencia. Para ello lo mejor es confiar en un profesional inmobiliario que nos informará de estos detalles. Preguntémosle acerca del barrio, del edificio e incluso de cómo son las familias contiguas. No lo pasemos por alto, recordemos que nuestra casa no termina en nuestras paredes, formamos parte de una comunidad. Podremos hacer nuevos amigos, y también habrá quién nos caiga mal. Es una buena oportunidad para relacionarnos, y elegir un lugar propicio para nosotros es importante. ¿Queremos vecinos trabajadores que estén poco en sus casas, jóvenes? ¿O nos gusta un ambiente más familiar y tradicional? Los barrios nos indicarán un poco lo que vamos a obtener, y por ello el punto 2 está relacionado con este. Anotemos en nuestra libreta qué tipo de vecinos y barrio queremos, incluso si no nos importa mucho.

 

  1. ORIENTACIÓN

diseño interioresEste es otro de los puntos que a veces se sacrifican a la ligera. La orientación de nuestro hogar será muy importante en el impacto de nuestra vida cotidiana. No es lo mismo levantarse con rayos de sol entrando en nuestro dormitorio que hacerlo mirando una pared de ladrillos oscura. Pensemos bien en qué tipo de orientación nos interesa en función de la luz que queremos que ilumine el piso. Recordemos que nuestras costumbres y trabajo influenciarán este hecho. Si hacemos una jornada intensiva de mañana quizás nos gustaría disfrutar de una orientación oeste en nuestro salón o cuarto de estar, por ejemplo.

  1. DOCUMENTOS Y MÁS DOCUMENTOS

Si bien es crucial que la documentación de la vivienda a adquirir esté totalmente en regla, debemos investigar que todo es correcto antes de lanzarnos. Para ello necesitaremos la ayuda de nuestro agente inmobiliario que actuará de mediador entre el propietario o promotor y nosotros, solicitando la aportación de

documentación

documentación

la documentación pertinente que asegure la fiabilidad de la compra-venta. Escrituras, notas simples, pagos de IBI, catastro, cargas… Es un largo listado que desde luego nos va a llevar más de un quebradero de cabeza. En este punto podemos encontrarnos inmuebles que tienen algún tipo de pega. Es responsabilidad nuestra decidir si seguimos adelante o no.

  1. CUIDADO CON LOS VICIOS OCULTOS

Por último una de las cosas que no forman parte de nuestra decisión es aquello que desconocemos. Si no sabemos algo, no podemos elegir correctamente. Tendremos que estar muy atentos a posibles defectos o vicios ocultos que el vendedor no nos muestre. Un papel pintado puede esconder humedad. Una escritura enrevesada puede esconder un problema. Para este punto lo ideal es contar con mucha ayuda: ir con nuestro profesional inmobiliario a ver la casa, con nuestra pareja, y estar atentos a todos los detalles.

 

Si seguimos estos puntos y anotamos todo lo que nos interesa, finalmente tendremos una idea muy clara de lo que necesitamos y nos gustaría comprar. Facilitará mucho la labor del agente inmobiliario y posiblemente perdamos menos tiempo y tengamos la posibilidad de acertar en nuestra decisión, una decisión que seguro nos dejará huella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *